Un molino de propiedad familiar en el este de Alemania se nutre de su experiencia y pasión por la molienda, así como de la tecnología de punta. La introducción de Tubex Pro de Bühler marca un paso importante hacia el molino del futuro.

En la región más oriental de Turingia, en Alemania, la ciudad de Wünschendorf marca el alcance más lejano del escudo de hielo que una vez cubrió la región hace casi 500.000 años. Es un país antiguo y la iglesia de St. Veits, de 1000 años de antigüedad, es testimonio de su rico patrimonio. Aquí, en la confluencia de los ríos White Elster y Weida, la energía hidráulica ha sido la fuerza motriz de los molinos durante siglos.

Hasta el día de hoy, el molino Otto Crienitz hace un buen uso del flujo de agua para sus propias necesidades energéticas e incluso suministra electricidad a la red eléctrica nacional. La fábrica de propiedad y gestión familiar está profundamente arraigada en la historia de la región.

Construido en 1900, el molino ha sufrido muchos cambios. La innovación técnica ha alterado los procesos de producción en ciclos de 25 años. Durante la formación de la República Democrática Alemana (RDA), la familia fue desposeída, pero recuperó el control del molino después de la caída del Muro de Berlín.

Desde entonces han desarrollado el negocio y se han adaptado con éxito a los nuevos requisitos del mercado, enfocándose cada vez más en el despliegue de tecnología innovadora para lograr los más altos estándares en calidad, productividad, higiene y procesos de producción amigables con el medio ambiente. El negocio ha crecido rápidamente y ha ampliado su base de clientes, dos tercios de los cuales son clientes industriales más grandes y un tercio más pequeñas panaderías artesanales.

Las básculas hacen la diferencia 

La calidad, el precio y la automatización son los ingredientes principales para una operación de molienda exitosa. Administrar el flujo de productos con precisión juega un papel importante en la operación eficiente del molino, manteniendo altos estándares de calidad y reduciendo costos.

Detectar cambios, comprender los rendimientos e identificar y rectificar problemas rápidamente es fundamental. 'Aquí es donde entra en juego un pesaje preciso y confiable', enfatizó Scharf. 'Mejorar la precisión de nuestras básculas es una de las principales herramientas que tenemos en el molino para aumentar la rentabilidad'.

 

 

La familia Scharf siempre ha abrazado la tecnología. La introducción de las básculas Tubex Pro de Bühler marca un paso importante hacia la digitalización de los procesos de producción. Los datos proporcionados por el sistema son extremadamente precisos, lo que permite un control en detalles sobre el proceso de producción y una rentabilidad optimizada.

Ahorro de energía 

Los indicadores clave como los kilovatios de electricidad consumidos por tonelada de harina molida proporcionan cifras sólidas sobre el balance energético general del molino. Al dividir el consumo de energía en cada unidad individual, se obtiene una imagen completa. Las antiguas básculas neumáticas del Molino Otto Crienitz se operaban con aire a presión para mover los cilindros de las básculas.

"Usamos aire presurizado de muchas formas, es una práctica común", dice Scharf. 'Pero esta práctica es costosa. Al evitar el aire presurizado, ahorramos mucha energía, tanto en comparación con la maquinaria que usábamos antes y lo que vemos en la competencia'.

Higiene, confiabilidad y bajo mantenimiento

Los clientes de la fábrica exigen alimentos de excelente calidad y el compromiso con los más altos estándares de seguridad alimentaria es esencial. Una cuestión clave cuando se trata de higiene y mantenimiento es la mano de obra necesaria; todo sistema necesita limpieza. Depende del diseño de la maquinaria dónde y cuánto se acumulan los depósitos. Los materiales utilizados también juegan un papel importante.

Las nuevas básculas utilizan acero inoxidable de alta calidad y materiales aprobados para alimentos. El diseño del sistema esbelto minimiza la cantidad de depósitos y reduce los esfuerzos de mantenimiento y el tiempo de inactividad.

Al evitar que pequeñas piezas mecánicas, como tornillos, entren en contacto con el producto, se elimina el riesgo de contaminación. En Otto Crienitz Mill, los cambios de producto son un problema menor. Pero el sistema está diseñado para facilitar los cambios con un tiempo de inactividad mínimo.

En camino hacia la Molienda 4.0 

Seis básculas Tubex Pro están en funcionamiento en el molino, una para entrada y cinco para salida. Sus células de carga precisas funcionan junto con algoritmos inteligentes que proporcionan mediciones precisas en cada ciclo. Las básculas ya están configuradas para conectarse a Bühler Insights, una plataforma basada en la nube que incluye una creciente cartera de servicios digitales.

A través de Bühler Insights, los datos de proceso, como el seguimiento en tiempo real del estado de la báscula, los rendimientos actuales e históricos, las alarmas, las advertencias, las recetas y los trabajos, se transforman en informes para ayudar en la toma de decisiones.

El Yield Management System (YMS), uno de los servicios digitales disponibles en Bühler Insights, combina los datos capturados por las escalas de entrada y salida, y mide no solo el rendimiento general sino también los rendimientos en los niveles de subprocesos, brindando al cliente la información necesaria para afinar la operación.

Scharf espera poder llevar las operaciones al siguiente nivel: 'Estamos a punto de comenzar una fase de prueba con Bühler Insights. Este es un proyecto interesante que requiere la participación de ambas partes para capacitar al sistema para obtener los mejores resultados', destaca.

El molino en tu bolsillo trasero 

A medida que Otto Crienitz avanza hacia la próxima generación de molinos, el sistema puede operarse cada vez más de forma remota. Esto tiene muchos beneficios.

'Nuestro personal aprecia el tiempo de trabajo flexible. Nadie necesita estar en el molino cuando no hay nada que hacer. Este es un tiempo valioso que se puede pasar con la familia en casa', dice Scharf. "Con los datos operativos accesibles a través de dispositivos portátiles, puede acceder a toda la información que necesita de forma remota y en cualquier momento: simplemente llevo el molino en mi bolsillo trasero".

El aumento de la automatización también proporciona muchos beneficios, lo que ayuda a mantener los estándares de calidad, reducir los costos y facilitar procesos engorrosos y propensos a errores para que el personal capacitado pueda concentrarse en trabajar donde realmente se necesita.

La opinión de Scharf es clara; 'El trabajo de un molinero es controlar la calidad y los procesos generales. Todos los procesos que pueden ser realizados por máquinas deben ser realizados por máquinas', agrega. 'Y con menos jóvenes capacitándose para ingresar a esta industria, tenemos que desplegar personal de la mejor y más eficiente manera'.

Sustentabilidad, alianzas e innovación 

Para Scharf, la sostenibilidad es una cuestión de sentido común. 'Tiene sentido planificar el transporte de manera eficiente, para evitar el desperdicio y utilizar los recursos con cuidado', dice. Este enfoque es válido: el equipo de Otto Crienitz planifica las entregas con cuidado. Como negocio enfocado en los mercados locales, las rutas no superan un radio de 200 kilómetros. La implementación de tecnología actualizada, como las básculas Tubex Pro de bajo consumo energético, es igualmente importante.

Al final, todas estas acciones juntas conducen a una mejor huella de carbono. Durante los últimos dos años, Otto Crienitz Mill ha trabajado con Bühler en varios proyectos exitosos. 'Después de visitar la planta, los consultores de Bühler nos proporcionaron una evaluación completa de toda la planta e hicieron excelentes sugerencias para la optimización que no requirieron ninguna inversión; lo cual  me convenció de que estábamos en buenas manos', agrega Scharf. 'El equipo de Bühler comprende el sistema completo en lugar de vender componentes individuales; además es una empresa muy innovadora, disfrutamos discutiendo ideas en colaboración y es así como desarrollamos juntos nuevas soluciones para el molino'.

Listos para la próxima generación 

Para el futuro, Scharf está convencido de que continuarán las tendencias de concentración dentro de la industria. La especialización también jugará un papel importante en los próximos años. Otto Crienitz tiene la intención de seguir el ritmo. Esto solo se puede lograr con compromiso y la mejor tecnología disponible. La sólida asociación con Bühler ayudará al molino a avanzar hacia una operación de molienda 4.0.

'Mientras sigamos buscando la mejor solución, siempre encontraremos nuestro lugar en el mercado', El desempeño pasado nos pone a prueba y a lo largo de las décadas, el molino ha ido viento en popa. Hoy, dos generaciones de la familia trabajan juntas en el molino. Scharf tiene grandes planes para el futuro y un sueño: "Espero que la próxima generación de nuestra familia quiera trabajar en el negocio también y continuar desarrollando la planta en los años venideros"…"eso sería fantástico" concluye.

Autor: Buhler

Fuente: Milling and Grain 

 

PERFIL DE Bühler S.A.

Noticias relacionadas

Últimos Videos

Dejar un comentario

Su email no será publicado. Los campos marcados con (*) son obligatorios.

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

DESCARGA NUESTRA APP

QR Code

PUBLICIDAD