La harina es uno de los alimentos básicos más importantes de la humanidad, pero todos lo damos por sentado.

El Calendario del Día Nacional certificó el 20 de Marzo como el Día Mundial de la Harina. "Por fin tenemos un día en el año que nos recuerda apreciar nuestra harina diaria: el oro blanco de la vida", dice con satisfacción el iniciador Carsten Blum del Museo Mundial de la Harina. Agricultores, molineros, panaderos: de hecho, toda la industria de procesamiento de harina, desde Nueva York hasta Sydney, desde Buenos Aires hasta México, desde Lisboa hasta Moscú: todos celebran este día.

Harina. Poder. Vida.

Los productos elaborados con harina son el alimento diario de miles de millones de personas. En todo el mundo, la harina se convierte en deliciosos alimentos como pan, galletas, pasteles, pastas y muchos otros productos. Es uno de los alimentos básicos más importantes de la humanidad y lo ha sido durante miles de años.

Día de agradecimiento

¿Por qué el 20 de marzo? El día cae en medio del solsticio, que varía entre el 19 y el 21 de marzo. En el hemisferio norte, marca el comienzo de la primavera y el momento de la siembra; en el hemisferio sur representa el otoño y la cosecha.

Para los agricultores y las industrias de procesamiento de harina, los días alrededor del 20 de marzo son un momento especial de esperanza y gratitud. El Día Mundial de la Harina ha sido oficialmente designado y certificado como un "día internacional de acción" por el Calendario del Día Nacional.

El Día Mundial de la Harina se celebra en todo el mundo.

Los molineros, panaderos, pasteleros y fabricantes de pasta utilizan este día para llamar la atención sobre la importancia y diversidad de los productos de harina con sus actividades creativas. Todo esto cae bajo el antiguo lema: 'Comparte tu pan, y sabrá mejor. ¡Comparte tu buena fortuna y se multiplicará!

El iniciador: el Museo Mundial de la Harina 

Con el nuevo Día Mundial de la Harina, el Museo Mundial de la Harina llama la atención sobre el poder civilizador que siempre ha tenido este oro blanco. "La harina ha asegurado la supervivencia del hombre durante miles de años", destacó Volkmar Wywiol, fundador del Museo.

Establecido en Wittenburg, Alemania, en 2008, el museo alberga la mayor colección de sacos de harina del mundo. Los motivos en los 3.500 o más sacos de 140 países dan testimonio del orgullo de los molineros. Cuentan historias sorprendentes, conmovedoras y a veces increíbles de lo que el maíz, la harina y el pan significan para las personas de todo el mundo.

Además, la harina es un factor de poder histórico de primer orden. En un recorrido cultural e histórico, el Museo Mundial de la Harina ilumina los efectos de la época que la harina tuvo en la humanidad entre el Neolítico y la Revolución Industrial y continuará teniendo en el futuro.

Fuente: Milling and Grain 


 

Noticias relacionadas

Últimos Videos

Próximos Eventos

Dejar un comentario

Su email no será publicado. Los campos marcados con (*) son obligatorios.

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

DESCARGA NUESTRA APP

QR Code

PUBLICIDAD